El desafío de mezclar estilos

Una práctica cada vez más en alza en decoración es la mezcla de estilos. A la hora de decorar una estancia, ya no hace falta decantarse por lo rústico o lo moderno, lo clásico o lo contemporáneo… El contraste es bello y lo que se lleva ahora es la suma de estilos.

Tampoco se trata de decorar a su libre albedrío. No, hay que hacerlo siguiendo una exhaustiva planificación. En primer lugar hay que aclarar que existen multitud de ambientes decorativos: rústico, moderno, oriental, clásico, romántico, provenzal, minimalista… Todos ellos marcan tendencia, pero hay que decantarse por dos, ya que más saturarían el ambiente y comprometerían el resultado final.

En la actualidad, hay diseñadores que incluso crean muebles que combinan estilos. Es el caso de la firma Oud Now!, que se decanta por la combinación moderno-antiguo para sus armarios; o del creador Jean-Damien Lury, con su silla Dichotomy Chair, el cual ha sido calificado por lo expertos como «original» y «único en el mundo».

Se trata de un desafío, pero cada uno tiene que escontrar su propia combinación. De todos modos, una de las combinaciones más en alza en decoración es el formado por los estilos contemporáneo-milimalista, entendiendo contemporáneo como «Perteneciente o relativo al tiempo o época en que se vive«; y minimalista como «Corriente artística que utiliza elementos mínimos y básicos, como colores puros, formas geométricas simples, tejidos naturales, lenguaje sencillo, etc.», según la Real Academia de la Lengua.

Ésta sería una opción válida para decorar apartamentos, chalets, pisos y casas en Sitges.

Esta entrada fue publicada en Decoración. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*